Alitas de pollo al horno con salsa de soja y miel

(0 - user rating)
Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

 

 

Aunque existen uan gran variedad cadenas de comida rápida que preparan en cuestión de minutos unos deliciosos y calóricos cubos de alitas al más puro estilo americano, hoy hemos decidido hacer nuestra propia receta de alitas estilo made in La Receta Cómoda

Además, siempre os proponemos recetas con el menor aporte calórico y graso posible manteniendo un insuperable y único sabor, por ello hoy utilizaremos un aliño muy especial para nuestras alitas de pollo, soja y miel de flores.

 

Información nutricional receta por cada porción (250 g)

Alitas de pollo al horno

con salsa de soja y miel

Calorías

465 kcal

Proteína

45 g

Carbohidrato

0 g

Grasa

33 g

Grasa Saturada

9 g

 

Tiempo de cocinado y comensales

    2 personas   35 minutos

 

Ingredientes para cocinar alitas de pollo al horno

  • 10 alas de pollo
  • 1 cucharada de miel
  • 3 cucharadas de salsa de soja    
  • ½ cucharada de pimentón dulce
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • Sal

 

Elaboración de la receta de alita de pollo al horno con salsa de soja y miel

 

1. En primer lugar, dividiremos las alitas cortando por su articulación y descartaremos la punta de la alita que no contiene carné, así como los excesos de piel (parte muy grasa).

 

2. Una vez tengas cortadas todas las alitas prepararemos un aceite con la que pintaremos cada una de ellas.

Para ello necesitaremos un cuenco o bol en el que introduciremos la miel, la salsa de soja, el pimentón y el aceite de oliva,  y  a continuación, removeremos bien hasta que todos los ingredientes estén integrados formando un aceite homogéneo.

 

3. Por último, colocaremos las alitas sobre una bandeja de horno o bandeja de cristal y las pintaremos con el aceite que hemos preparado ayudándonos de un pincel de silicona.

 

Una vez estén perfectamente pintadas introdúcelas en el horno (precalentado a 190ºC) durante 25 minutos.

 

En este tipo de recetas no necesitan de una sofisticada presentación para incitar su degustación, ya que su delicioso olor y sabor harán las veces de reclamo.

Así que con cogeremos un sencillo plato plano y montaremos las alitas como si de una escultura se tratase, ya que estas alitas bien son…¡una obra de arte!