Pelar a lo vivo una naranja

(0 - user rating)
Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

Pelar a lo vivo, o a sangre, una naranja o mandarina es básicamente extraer de la fruta toda su pulpa, dejando peladas las pieles, la cáscara y la cubierta blanca fuera de la pieza. Es una técnica muy útil para preparar repostería, ya que muchas de las recetas requieren que retiremos la parte blanca de la corteza para que no amargue el plato; aquí un ejemplo de dulces de mandarina. Seguramente la primera vez que la intentemos pelar a lo vivo nos quedemos con una masa uniforme y mucho zumo de frutas, por ello recomendamos tener dos piezas de recambio y hacer el proceso siempre sobre un bol hondo que recoja el zumo.

Cómo pelar cítricos a lo vivo.

Lo primero para poder sacar los gajos perfectamente es cortar la parte superior e inferior de la fruta, teniendo así una superficie plana para apoyarla y hacer los cortes con precisión. Por supuesto recomendamos un cuchillo de filo bien afilado.

Cortar con cuidado la cáscara, con cortes de arriba abajo. Hay que procurar no romper los gajos, dejando el albedo (La parte blanca) en la fruta. En un segundo corte retiramos el albedo con cortes de arriba abajo.

Ahora es el momento de meternos con los gajos. Cortamos por ambos laterales de los gajos, dejando la membrana por fuera y retiramos la pulpa. Una vez terminado y sacado el primer gajo echamos a un lado la membrana y pasamos al siguiente.

Así hasta que terminemos con todos los gajos, la primera vez que lo hagas quedará algo terrible, pero recuerda que la práctica hace al maestro. Después podrás utilizar esta técnica para postres, repostería o ensaladas de frutas en los que no quieras dejar pieles en el plato.