Arroz a la cubana con salsa de tomate

(1 - user rating)
Valoración del Usuario:  / 1
MaloBueno 

Esta semana continuamos con una fácil y rápida receta, que hará las delicias de todos vosotros y especialmente de los inagotables estudiantes que viven fuera de sus casas y se ven “obligados” a preparar su propio avituallamiento diario.

Se trata de una sencilla receta de arroz a la cubana con salsa de tomate, en la que especias y aderezos darán al plato un sabor que marque la diferencia.

 

Información nutricional receta por cada porción (185 g)

Calorías 150 kcal
Proteína 6,77 g
Carbohidrato 16,03 g
Fibra 0,3 g
Azúcar 0,67 g
Grasa 6,04 g
Saturada 1,69 g
Poliinsaturada 1,067 g
Monoinsaturada 2,483 g
Colesterol 175 mg
Sodio 199 mg
Potasio 104 mg
Calorías 150 kcal
Proteína 6,77 g
Carbohidrato 16,03 g
Fibra 0,3 g
Azúcar 0,67 g

 

Tiempo de cocinado y comensales

    4 personas   20 minutos

 

Ingredientes para cocinar arroz a la cubana con salsa de tomate

 

 

Elaboración de la receta de arroz a la cubana con salsa de tomate

 

1. Pon agua en una olla, recuerda que son 2 vasos de agua por cada vaso de arroz, deja que empiece a hervir y vierte el arroz. Deja hervir por 20 minutos y a continuación límpialo con abundante agua para eliminar los restos de almidón.

 

2. Mientras tanto corta en láminas 2 dientes de ajo y dóralos en una sartén con un poco de aceite de oliva. Añade la panceta cortada en cuadrados y rehógala brevemente, a continuación, vierte la salsa de tomate y adereza con una cuchara de albahaca. Deja que cocine por 5 minutos.

 

3. Utiliza una nueva sartén para dorar los 2 dientes de ajo restantes picados finamente. Una vez dorados, añade el arroz ya cocido y saltéalo.

 

4. Para terminar, fríe los huevos en una sartén con aceite, sácalos y colócalos en papel secante para eliminar el exceso de grasa. Una vez listo los huevos, pela los plátanos, rebózalos en una fina capa de harina y fríelos aprovechando la misma sartén.

 

Prepara la mise en place con todas las preparaciones y monta cada plato con delicadeza para que la presentación resalte tu receta.