Lasaña de espinacas

(0 - user rating)
Valoración del Usuario:  / 0
MaloBueno 

Esta receta de lasaña de espinacas no es más que otra de los miles de variedades de preparación que acepta este plato de pasta. Lo mejor de las lasañas y canelones es que aceptan cualquier elemento en su interior (dentro de lo razonable), pudiéndose hacer lasañas de queso, lasaña de carne, lasañas de pescado o como en este caso lasañas de verduras. En concreto las espinacas le van de fábula a este plato, ya que son una gran fuente de hierro y combina muy bien con la bechamel y el queso del plato.

Para hacer este plato no vamos a necesitar ingredientes complicados ni difíciles de encontrar, de hecho, si tienes una espinaca y las placas de pasta casi lo tienes todo.

Ingredientes para lasaña de espinacas 2 personas

Ingredientes para hacer Bechamel:

Preparar la bechamel

 

http://www.larecetacomoda.es/cremas/24-salsa-bechamel

Hacer la pasta

Prepara las placas de pasta en función de las instrucciones del fabricante. Si son precocinadas con sumergirlas en agua hasta que se ablanden bastará. Si son duras quizás debamos hervirlas previamente. Nosotros hemos utilizado pasta para canelones precocinada para agilizar la preparación y evitar que se nos pegarán al cocerla.

Lo primero si las espinacas son congeladas descongélalas metiéndolas al microondas o en agua caliente. Si son frescas córtalas en tiras finas y lávalas bien y escúrrelas.

Corta la cebolla en cuadraditos pequeños y sofríela en un poco de aceite y con algo de sal hasta que se quede doradita. Entonces añade las espinacas, añade una pizca de sal (al gusto) y vierte la nata, ve removiendo y deja que se cocine todo junto durante 5 minutos. Si quieres añadir especias es un buen momento, nosotros añadimos 2 pizcas de orégano cuando terminaba de cocinarse el plato.

En una bandeja de horno con un papel de horno para que no se pegue, dispón 3 placas de pasta, cubre con las verduras y añade una fina capa de queso rallado, después otra capa de placas, espinacas y queso y finalmente tapa con otra capa de pasta y añade queso por encima.

Precalienta el horno a 200º e introduce la bandeja. Hornea durante 15 minutos a 180ºC, mantenla horneando hasta que el queso superior se empiece a dorar, entonces saca la bandeja.

Córtala en 3 porciones y déjala reposar y enfriar 5 minutos.

Ponla en el plato y acompáñala de un vino blanco suave o un rosado, te recomendamos un vino del somontano, ¡A disfrutar!